Todas las empresas están en la búsqueda continua de mejorar el rendimiento de sus procesos sumado a la necesidad de reducir costos y optimizar el uso de los recursos.

¡Todo esto al mismo tiempo!

Esto es un desafío muy complejo, por lo que muchas veces es un reto desalentador para los gerentes o tomadores de decisiones en las empresas.

Pero hay una buena noticia...

... estamos viviendo el proceso llamado

¡Transformación Digital en la Industria!

Esta transformación viene dada por los grandes avances tecnológicos que conforman lo que se conoce como industria 4.0, la cual permitirá lograr la hazaña que todas las empresas buscan.

La transición es un largo camino en donde todas las empresas se verán obligadas a ser parte, entregando herramientas y ventajas competitivas que generan un valor imprescindible en las época en que vivimos.

    Cabe destacar que el proceso de transformación digital va de la mano con el grado de madurez tecnológica de tu empresa, el cual es clave para determinar en qué etapa te encuentras y así comenzar con este desafío.

El primer paso de este cambio cultural es la denominada digitalización industrial, que consiste en disponer la información relevante de forma virtual para que todos los actores relevantes, desde los operarios hasta gerencia de más alto nivel, para que sean capaces de tomar las mejores decisiones en el día a día y además de conocer en todo momento el funcionamiento completo de tu planta.

Para llevar a cabo esta digitalización destaca la tecnología emergente del Internet Industrial de las Cosas (IIoT) la cual es una solución que captura y centraliza cantidades masivas de datos de máquinas y equipos en un entorno industrial, permitiendo analizar y actuar rápidamente sobre los datos impulsando la eficiencia operativa y la producción.

Esta solución se incorpora a tus equipos y activos más importantes en la cadena productiva, enviando datos periódicamente al mundo virtual los cuales se utilizan para diversas aplicaciones que generan múltiples beneficios.

Todo esto te puede parecer confuso, pero tranquilo estos conceptos se materializan en aplicaciones efectivas otorgando resultados a corto, mediano y largo plazo.

A continuación te presento algunas aplicaciones concretas del Internet de las Cosas para uso industrial que puedes probar ahora ya en tu empresa:

1. Administración de Activos
Capturar la información relevante de tus equipos permite realizar un:

  1. Monitoreo de condiciones: El tener parámetros específicos como por ejemplo: temperatura, vibración y presión, permite realizar un seguimiento continuo del funcionamiento de todos los activos conectados. Lo que permite:
    • Identificar proactivamente problemas antes que se produzcan fallos.
    • Maximizar el tiempo de funcionamiento de las máquinas.
    • Ganar transparencia en la salud de tus equipos.

    Plataforma Octopull - Lista de sensores

  2. Gestión de rendimiento de activos: Al rastrear y monitorear la condición y estado de tus equipos en tiempo real, se pueden identificar y alertar de los momentos en que estos dejan de operar de forma óptima. Logrando:
    • Reaccionar rápidamente a las anomalías.
    • Generar indicadores de rendimiento (KPI’s) de las máquinas.
    • Ajustar continuamente los equipos para obtener su máxima eficiencia y productividad.

    Plataforma Octopull - Alertas y data


  3. Optimización de recursos (energía y agua): Con un seguimiento continuo de las plantas productivas permite identificar los equipos y procesos que puedan reducir su consumo de recursos naturales. Generando beneficios como:
    • Identificar peaks o descensos en el uso de la energía.
    • Encontrar formas de reducir las facturas de energía excesivamente altas
    • Comprender mejor la contribución de las máquinas y procesos en el consumo de estos recursos naturales.
    • Mejorar los esfuerzos de sostenibilidad ambiental.

    Plataforma Octopull - sensores


2. Mantenimiento de Activos
El tener datos correctos y confiables permite generar información clave a la hora de aplicar una política de mantenimiento de los equipos más importantes.

  1. Mantenimiento predictivo: Con la visualización del estado y rendimiento de los equipos, se pueden identificar cuando se alcanzan los umbrales máximos de las piezas, indicando si estos deben ser revisados o reemplazados. Así mismo realizar el mantenimiento a los equipos solo cuando es necesario. Lo que otorga múltiples beneficios:
    • Mejorar la productividad y reducir costos de mantenimiento al eliminar las paradas programadas.
    • Reducir el tiempo de inactividad no programado.
    • Comprender la causa fundamental de los problemas de calidad y producción.
    • Prolongar el ciclo de vida de los activos.

Estas son solo algunas de las múltiples aplicaciones y beneficios que tiene la primera etapa de la transformación digital, la digitalización mediante el uso de la tecnología del Internet de las Cosas en la industria.

Octo es el partner perfecto para ser parte de este cambio tecnológico dentro de tu empresa con un acompañamiento que se ajusta a todas las necesidades particulares que pueden llegar a tener.

Te invito a tomar contacto con nosotros y comenzar esta revolución industrial en tu empresa!

Escrito por:

Benjamín Andaur
Key Account Manager


Refencias:

OCTOPULL

Digitalizamos tu operación y tu planta